Pawflex Pet Bandage 1

MADDY’S STORY

Hace unos años nosotros rescatamos a Maddy y Rylie, dos perros salchicha ciegos, muy asustados y gravemente descuidados quienes hasta ese día vivieron toda su vida en una pequeña área seccionada de un sótano.

Ellos comieron, durmieron e hicieron sus necesidades en esta pequeña área… ninguno de ellos sabía nada sobre la alegría del amor constante y el tacto humano. Maddy y Rylie solo conocían el miedo; el miedo a todo lo desconocido. Y tristemente, para ellos todo era desconocido.

Nosotros los llevamos a casa y comenzamos la larga, difícil y dolorosa travesía de su rehabilitación. Maddy, el chico que desarrolló una herida abierta en su pata trasera, constantemente lamía y roía hasta el punto de revelar su carne viva. Él no dejaba que nadie lamiera su pata el tiempo suficiente para tratar la herida y vendarlo. Mis hijos y yo tuvimos que trabajar como un equipo para vendarlo mientras él gritaba como si le estuviéramos pelando su piel, solo para verlo arrancando frenéticamente las vendas tras unos minutos.

Esto siguió ocurriendo por un par de días, pero la dificultad de tratar y vendar la herida de cualquier perro es un problema muy antiguo. A mi mente se le ocurrió una solución… y fue hecho el primer prototipo. Funcionaba tan bien que me di cuenta que era el momento de diseñar vendas para los perros de todo el mundo.

El momento de la invención

Después de nuestro último traslado a nuestra farmacia local abierta las 24 horas una medianoche, yo tuve una idea. Supongo que es verdad lo que dicen sobre que la necesidad es la madre de las invenciones, debido a que había agotado todas las posibilidades… desde productos humanos hasta las bandas médicas estándar y cohesivas para mascotas.

En la farmacia yo salí del pasillo de productos médicos mientras me dirigía al pasillo de los pañales. Ahí agarré un paquete de pañales y pantalones de entrenamiento desechables. Fui a casa y comencé a cortar los sujetadores elásticos de velcro y los paneles elásticos laterales… y con una aguja e hilo comencé a coser todo… haciendo las primeras vendas PawFlex usables.

Así que gracias a las compañías de pañales por despertar la idea y pavimentar el camino para el PawFlex™; el primer sistema de vendaje desechables, no adhesivas, elásticas y con doble sujetador diseñado específicamente para nuestros hijos de cuatro patas…

Para nuestro asombro solo fueron necesarios un par de segundos para ponérselo a Maddy, pero el verdadero milagro fue que Maddy solo la olfateó una vez y no la volvió a tocar. Él no le tenía miedo y no parecía causarle ninguna incomodidad. Yo creo que si las compañías de pañales hicieron toda una investigación para encontrar los materiales y las tecnologías más cómodas para la piel suave de los bebés, tenía sentido que PawFlex™ fuera las vendas más cómodas y no evasivas para Maddy.

Pawflex Pet Bandage 2